Precio de la luz hoy por horas: Tarifa de luz hoy

El precio de la luz hoy viernes 14 de junio del 2024 será mostrado a continuación hora por hora, en un gráfico para que puedas observar los tramos dónde se paga más o menos. De ésta forma podrás saber, de forma rápida y con actualizaciones en TIEMPO REAL, sobre los aumentos del precio de la luz o bajadas.

El principal objetivo de ésta página es poder ahorrar en la factura de la luz. En base a los datos podrás decidir si permanecer en las tarifas reguladas o cambiarte a las tarifas libres.

El “pool”, es decir, el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista será expresado MHw y podrás verlo en las tablas de más abajo.

 

HoraPenínsula e isla
00:000.125 €/kWh
01:000.122 €/kWh
02:000.123 €/kWh
03:000.122 €/kWh
04:000.122 €/kWh
05:000.124 €/kWh
06:000.125 €/kWh
07:000.144 €/kWh
08:000.15 €/kWh
09:000.11 €/kWh
10:000.147 €/kWh
11:000.123 €/kWh
12:000.112 €/kWh
13:000.109 €/kWh
14:000.059 €/kWh
15:000.059 €/kWh
16:000.061 €/kWh
17:000.06 €/kWh
18:000.111 €/kWh
19:000.12 €/kWh
20:000.148 €/kWh
21:000.192 €/kWh
22:000.143 €/kWh
23:000.114 €/kWh

 

 

Índice
  1. ¿Cuáles son las horas pico y valle?
  2. Precios de la luz máximos y mínimos del día de hoy
  3. ¿Cómo se calcula la factura de la luz?
  4. ¿La electricidad es más barata durante la noche?
  5. ¿Cuál de las dos opciones es más recomendable, Endesa o Iberdrola?
  6. Contrata ahora la mejor tarifa de luz
  7. ¿Tarifa plana o con discriminación horaria? Recomendaciones
  8. Cómo calcular tu consumo de luz
  9. Consejos para ahorrar en la factura de la luz
    1. 1. Utiliza los electrodomésticos de forma más eficiente
    2. 2. El aire acondicionado, a 25 grados o más
    3. 3. Instala placas solares

¿Cuáles son las horas pico y valle?

A partir de junio de 2021, se implementó un sistema de tarifas reguladas que varía según la hora del día. Este sistema se divide en tres períodos:

  1. Período de alta demanda: Se extiende desde las 10:00 hasta las 14:00 horas y luego desde las 18:00 hasta las 22:00 horas. Durante este período, los costos regulados de la electricidad son más altos.
  2. Período de demanda moderada: Ocupa las franjas horarias de 8:00 a 10:00 horas, de 14:00 a 18:00 horas y de 22:00 a 24:00 horas. Los costos regulados en este período se sitúan en un rango intermedio.
  3. Período de baja demanda: Comprende las horas de 00:00 a 8:00 y todo el día en fines de semana y festivos. Durante estas horas, los costos regulados de la electricidad son más bajos.

Además, hay dos franjas horarias que afectan al costo de la potencia: el horario de baja demanda (de 00:00 a 8:00 horas y durante todo el día en fines de semana y festivos) y el horario de alta demanda (de 8:00 a 00:00), que corresponde a los costos más elevados.

Cada día, Red Eléctrica de España (REE) publica el precio promedio de la electricidad para el día siguiente. Este precio se calcula tomando el promedio aritmético de los precios de la electricidad a lo largo del día, considerando el tipo de tarifa correspondiente.

Precios de la luz máximos y mínimos del día de hoy

Península e Isla

Precio mínimo de la luz hoy

0.058 €/kWh

Precio máximo de la luz hoy

0.191 €/kWh

Precio medio hoy

0.117 €/kWh

Ceuta y Melilla

Precio mínimo de la luz hoy

0.059 €/kWh

Precio máximo de la luz hoy

0.191 €/kWh

Precio medio hoy

0.117 €/kWh

 

A partir de los próximos meses, gracias al mecanismo conocido como “excepción ibérica” aprobado por Bruselas, comenzaremos a notar en los próximos meses un ahorro en la factura eléctrica que oscilará en torno al 20% en promedio.

La llamada “excepción ibérica” es un sistema que limita el precio del gas en España y Portugal con el fin de abaratar la factura de la luz.

De hecho, si esta medida no hubiese entrado en vigor el pasado 14 de junio, el precio de la luz hoy en promedio habría sido de 270,3 euros MHw, casi 80 euros más que lo que se pagará con esta bonificación.

¿Cómo se calcula la factura de la luz?

El cálculo de la factura de la luz se realiza teniendo en cuenta 3 factores diferentes, que son los siguientes:

  • El precio: hay dos tipos de precio que se tienen en cuenta a la hora de calcular el recibo de la luz, el precio de la potencia que se ha contratado y el de los kilovatios consumidos mensualmente.
  • El tramo horario: hay tres tipos de tramos horarios, la hora punta, que es la más cara del día, la hora valle, en la que la luz alcanza su precio mínimo diario y las horas llanas, que son los tramos horarios donde la luz tiene un precio moderado.
  • El tipo de tarifa: hay dos tipos de tarifa, la tarifa ofertada por la comercializadora y la tarifa regulada PVPC

Esta cifra se calcula a diario en el mercado eléctrico, conocido como "pool eléctrico", donde las empresas productoras de energía, incluyendo las que generan energía eólica, solar, hidráulica, carbón, nuclear y térmica, ofrecen la electricidad a las compañías comercializadoras.

El precio por kilovatio hora (kWh) se determina mediante un proceso de subasta en el que se ordenan los precios comenzando por las fuentes de energía más económicas. Cuando se satisface la demanda de energía, la subasta concluye, y el precio queda fijado por el valor de la última fuente de energía en ingresar a la subasta, que generalmente es la más costosa. En España, la entidad encargada de llevar a cabo esta subasta en el mercado eléctrico es la OMIE.

¿La electricidad es más barata durante la noche?

Si tienes un contrato con tarifa de discriminación horaria, el costo de la electricidad es más bajo durante la noche. Durante el periodo valle, que abarca desde la medianoche hasta las 8 de la mañana, el precio de la electricidad es más asequible debido a una menor demanda y cargos regulados más bajos. Este intervalo también incluye los fines de semana y días festivos.

¿Cuál de las dos opciones es más recomendable, Endesa o Iberdrola?

Iberdrola y Endesa son dos importantes empresas del sector energético que suministran electricidad y gas. Cada una de ellas opera a través de sus respectivas comercializadoras, con Iberdrola Clientes en el mercado libre y Curenergía en el regulado, mientras que Endesa cuenta con Energía XXI.

En cuanto a las opciones de tarifas eléctricas, Iberdrola ofrece tres planes: el Plan Estable, que mantiene un precio constante en cualquier momento del día; el Plan Noche, que ofrece precios más bajos durante las horas nocturnas; y el Plan Elige 8 horas, que permite seleccionar las horas en las que se desea pagar menos por la electricidad.

Por otro lado, Endesa ofrece diversas opciones, como One Luz, que ofrece un precio estable sin fluctuaciones por hora; One Luz 3 periodos, con tarifas más económicas durante la noche; Tempo Happy, que ofrece horas gratuitas de consumo eléctrico; y Única, que mantiene la factura constante a lo largo del año.

Es importante destacar que las tarifas fijas son más asequibles en términos de consumo en Endesa, mientras que en Iberdrola, la ventaja se encuentra en los costos de la potencia eléctrica.

Contrata ahora la mejor tarifa de luz

Para encontrar la tarifa de electricidad más adecuada, es esencial comparar las propuestas ofrecidas por diversas empresas comercializadoras disponibles en el mercado, teniendo en cuenta la cantidad de potencia eléctrica que necesitas para tu hogar.

En el mercado regulado, el precio de la electricidad se establece en función de las subastas en el mercado mayorista de electricidad, lo que significa que varía cada hora.

En cambio, en el mercado libre, las comercializadoras tienen la libertad de fijar sus propios precios por kilovatio hora (kWh). Estas empresas adquieren la electricidad a un precio determinado en el mercado mayorista y luego agregan los impuestos y su margen de beneficio, aunque suelen ofrecer descuentos y promociones para reducir el costo para los consumidores. ¿Tarifas PVPC o mercado libre?

Existen varios tipos de tarifas eléctricas que puedes contratar:

1. Tarifas indexadas: El precio de la electricidad varía cada hora y cambia día a día según la oferta y la demanda del mercado.

2. Tarifas con discriminación horaria: Estas tarifas se dividen en periodos punta (más caros), llano (más baratos) y valle (los más económicos).

3. Tarifas fijas: Mantienen un precio constante a lo largo del día y durante todo el contrato. Al finalizar el periodo, se ajusta el costo según la energía consumida y pagada.

4. Tarifas planas: Los consumidores pagan una cantidad fija mensual o bimestral basada en su consumo de energía del año anterior.

Para contratar una tarifa de electricidad, primero debes dar de alta el servicio eléctrico. Si ya existe un contrato, simplemente necesitas cambiar el titular, lo que generalmente no implica costos adicionales. Sin embargo, si es un contrato nuevo, deberás realizar un pago.

Los documentos requeridos para dar de alta el servicio eléctrico incluyen la cédula de habitabilidad y el Boletín de Instalación Eléctrica. Además, debes proporcionar tus datos personales, la dirección de la vivienda, el Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), la potencia contratada, una copia de las escrituras y una cuenta bancaria para domiciliar los pagos de las facturas. Ahora que ya tienes todo ésto claro, entra y descubre los precios de las mejores tarifas de luz en España.

¿Tarifa plana o con discriminación horaria? Recomendaciones

Dada la reciente subida en los precios de la electricidad, que ha llegado a superar los 500 euros por megavatio hora (MWh) en el mercado regulado, es un momento oportuno para analizar cuál de estas tarifas es más adecuada.

Diferencias entre una tarifa plana y una tarifa con discriminación horaria:

La tarifa plana establece un precio uniforme durante toda la duración del contrato. El cálculo de la cuota se basa en el consumo eléctrico del año anterior, con un consumo máximo anual establecido por las comercializadoras, más un porcentaje que generalmente oscila entre el 30% y el 50%. Si se supera este límite, se aplica una penalización.

Esta opción es recomendable para clientes que controlan su consumo y no exceden el límite, ya que en caso contrario, el costo por kilovatio hora (kWh) resulta más elevado.

La tarifa con discriminación horaria divide el día en tres periodos con precios diferenciados: punta (que abarca los momentos de mayor demanda durante el día y es más costoso), llano (que corresponde a franjas horarias con un costo intermedio) y valle (que comprende las horas nocturnas y los fines de semana, con el precio más bajo).

Esta opción es adecuada para consumidores que utilizan electricidad principalmente durante el periodo valle.

La principal diferencia entre ambas tarifas radica en que con la tarifa plana siempre se conoce la cantidad a pagar, mientras que con la tarifa con discriminación horaria este varía cada mes.

Cómo identificar si tu tarifa cuenta con discriminación horaria:

Si tienes una tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), automáticamente dispones de una tarifa con discriminación horaria, ya que desde junio de 2021 es obligatoria en tres tramos horarios y solo se puede contratar a través de las comercializadoras de referencia.

Por otro lado, las comercializadoras del mercado libre pueden ofrecer tarifas con discriminación horaria de dos o tres tramos, que se dividen en 12 horas. Puedes verificar si tu tarifa tiene discriminación horaria en la factura de la electricidad, donde se desglosa el consumo en dos o tres periodos.

Cómo ahorrar con la discriminación horaria:
Para aprovechar el ahorro con la discriminación horaria, es necesario concentrar el mayor consumo de electricidad en el periodo valle, cuando los precios son más bajos. Los electrodomésticos de alto consumo, como la lavadora, el lavavajillas y la secadora, pueden programarse para funcionar durante la noche, cuando el precio por kWh es más económico, o se pueden utilizar los fines de semana para realizar un consumo eléctrico más elevado.

¿Vale la pena optar por la discriminación horaria?
Antes de decidirte por una tarifa con discriminación horaria, es importante evaluar cuándo se consume la mayor cantidad de energía en tu hogar, ya que si no puedes ajustar tu consumo al periodo más económico, es posible que no logres ahorrar. Se estima que si más del 30% del consumo eléctrico se concentra en las horas valle, la discriminación horaria resulta rentable debido al ahorro en la factura de electricidad. Sin embargo, es esencial controlar el consumo durante el periodo punta para evitar facturas elevadas.

Cómo calcular tu consumo de luz

El consumo de electricidad en un hogar se determina sumando el gasto eléctrico de los dispositivos y aparatos durante un período específico. El medidor eléctrico es el dispositivo encargado de monitorear el consumo eléctrico en las viviendas. Para calcular el consumo eléctrico de una casa, se pueden utilizar calculadoras disponibles en línea. Estas calculadoras solicitan ciertos datos, como el tipo de vivienda, su tamaño, el sistema de calefacción, la tarifa eléctrica y la potencia contratada, para determinar la potencia necesaria y la tarifa más adecuada.

También es posible calcular el consumo eléctrico observando la curva de consumo proporcionada por la compañía distribuidora de electricidad o utilizando medidores de consumo que registran el uso eléctrico de cada electrodoméstico por separado.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

Después de este aumento en el precio de la luz, muchas familias están buscando alternativas para abaratar la factura. De hecho, se están cambiando los hábitos diarios para adecuarlos a los momentos del día en los que la luz es más barata.

Por ejemplo, tareas de casa como poner el lavavajillas, la lavadora se suelen posponer a horas en las que la luz es algo más asequible.

Pero no sólo podemos vigilar las horas a las que conectamos los electrodomésticos que más gastan, sino que hay una gran cantidad de acciones que podemos llevar a cabo para abaratar el coste de la factura eléctrica.

Vamos a ver algunas de las medidas para conseguir gastar menos dinero en la factura de la luz.

1. Utiliza los electrodomésticos de forma más eficiente

Hay que tener en cuenta que los electrodomésticos consumen mucha energía y podemos utilizarlos de forma más eficiente para rascar unos euros a la factura de la luz a final de mes.

  • La nevera es el electrodoméstico que, por norma general, más consume de la casa. Por este motivo, trata de no estar abriendo y cerrando el frigorífico continuamente y si tiene regulador de temperatura, no lo pongas al mínimo, puesto que consumirá más.

    También es muy importante que no pongas productos en el frigorífico si todavía están calientes. Otro de los factores a tener en cuenta es tratar de que el frigorífico no funcione a temperaturas más bajas de lo necesario.

    Ubicar la nevera o congelador en un lugar con buena ventilación, alejado de fuentes de calor como el horno o radiadores.

    Optimizar el espacio en el frigorífico o congelador manteniéndolo lo más lleno posible, con esa acción conseguiremos que el frigorífico tenga que enfriar menos cantidad de aire y por tanto, ahorrar energía. Eliminar la escarcha del congelador.

    Si queremos reemplazar el viejo frigorífico por uno nuevo, debemos fijarnos en la calificación energética.
  • La televisión es otro de los electrodomésticos que más consumen, aunque no lo parezca. No dejes la televisión encendida o en stand by si no la estás viendo. Desconéctala cuando no la estés viendo y conseguirás hacer un uso más eficiente de la tele.
  • La lavadora también puede llegar a consumir una gran cantidad de energía a lo largo del año. Por ello, pon solo la lavadora cuando esté al máximo de su capacidad. No pongas lavadoras a medias. Además, poner el lavado más frío hará que este electrodoméstico consuma todavía menos.

2. El aire acondicionado, a 25 grados o más

No es necesario abusar del aire acondicionado y ponerlo a 20 grados en verano. Si lo ponemos a 25 o 26 grados, conseguiremos eliminar la sensación de bochorno sin gastar demasiado en la factura eléctrica.

Otra de las recomendaciones es comprar un aire acondicionado que cuente con la tecnología inverter, pues con el motor inverter se consigue enfriar más rápido la habitación con un consumo eléctrico mucho más eficiente.

3. Instala placas solares

Es cierto que la instalación de placas solares requiere una inversión más o menos elevada (unos 3500 o 4000 euros), pero supone un ahorro importante en la factura de la luz a largo plazo.

Si decides instalar paneles fotovoltaicos, conseguirás recuperar la inversión en aproximadamente 6 años y ahorrar un 50% en la factura de la luz.

Esta instalación también se puede ver compensada con determinadas deducciones en impuestos como el IRPF o el IBI, aunque este último depende mucho de la localidad donde residas.

4.4/5 - (92 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir